Esquí de travesía + Cresta + Escalada
 
1ª Esquiada del 2011-2012: Ascensión al Garmonegro
 
Por fiiiiiin!!!!!!!! Ha llegado la hora de estrenar nuestros nuevos esquís de travesía, y nos decidimos por un pico fácil para comenzar.
Quedamos a las 7 de la mañana para partir hacia el Pirineo, es un día nubloso y ligeramente frío, pero confiamos en la madre natura para que nos proporcione un día estupendo. Después de parar a por desayuno y echar gasolina, llegamos hasta el balneario de Panticosa, donde nos preparamos todo el equipo para la locura de portear 800m los esquís y llegar hasta la nieve a 2300 m.

 
Después de gastarnos un pastizal en material durante el último año, creíais que no íbamos a ser el equipo Cutreventura, pero como no, erráis. Nada más salir del coche, el nuevo bastón de Guindo, se estropea, así que sacamos la cinta americana, y apañamos los bastones, vamos para allá.
 
El día se arregla claramente, y subimos muy rápido hasta que empezamos a pisar nieve, donde ralentizamos el ritmo, ya que vamos con zapatillas de treking. 
Antes de ponernos las botas, decidimos meternos por una canal ligeramente pronunciada, y como está llena de nieve, nos ponemos a escalar con todo el equipo de esquí, jajaja, como unos auténticos fieras.
 
Por fin, llegamos hasta la nieve, nos calzamos las botas y nos ponemos los equís, tras un pequeño problema técnico en mis fijaciones, comenzamos a andar, super emocionados con nuestras tablas.

 

 

 

Al llegar al collado de Argualas, solo nos queda la última pala, empinada, desafiante, decidimos ponernos las cuchillas, porque está bastante dura y a la carga.
 
Guindo consigue llegar arriba destrozado, y gracias a sus ánimos, yo también consigo llegar, si no, me hubiera dado un chungazo total.

Nos preparamos arriba, fuera focas, fijaciones fijadas, casco, gafas, abrigo….y….a bajar!!!!
 
Guindo disfruta de lo lindo con las palas de nieve virgen, y yo, algo más justo por las laderas pero poco a poco, voy recuperando mi poca técnica. Por fin llegamos hasta el límite de la nieve, son las 17:00 y todavía nos quedan por bajar más de 800 metros!!! madre mía, se nos va ha hacer de noche….
 
 

Por fin a las 18:00 se hace de noche, sacamos los frontales y sorpresa…el de Guindo no tiene pilas, jajajaja, sacamos las pilas del Arva y se las colocamos al frontal, seguimos bajando…. y por fin a las 19:30 llegamos al coche, destrozados pero realmente satisfechos.


 
 
 
 
 
 
 
 








Arista en Peña de las Zorras en Morata 
 
De nuevo, a las 9 de la mañana, quedamos Ventura «el pupas», Iñígo «el maestro» y yo, «el jefe» con rumbo hacia Morata para iniciarnos en el mundo de las crestas; también es el bautizo de ventura en la escalada por largos.
 
Tras 15 minutos de aproximación, Iñigo comienza a abrir la vía sin meter nada, puesto que esta todo perfectamente chapado, y una vez arriba, me cede el puesto para abrir la vía, metiendo cacharros por todos lados, aunque bastante escasos, al siguiente largo, tendré que meter más cosicas.
 
Se me acaba la cuerda, y no encuentro la reunión por ningún lado … «ya sabes lo que toca!!!» me grita Iñigo desde abajo, así que… busco una buena fisura, y a montar mi primera reunión chispas con cacharros.
 
 
Bastante nervioso por la responsabilidad, meto dos friends y dos fisureros, triangulo todo y monto reunión en apenas 20 minutos, jajajajja (la presión y el miedo jugaba en mi contra)
 
 
 
Ventura e Iñigo suben sin problemas y no ponen a prueba mi super-reunión, Iñigo se envalentona y decide llegar arriba del todo, donde quedaban apenas 5 metros para llegar, llegamos todos sin problema, foto de equipo en la cima, y para abajo, que hay que ir a trabajar 🙁

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Intento del Puro con el CAU
 
De nuevo, quedamos a las 8:30 de la mañana, y tras pasar por la gasolinera en busca de mi cartera perdida, ponemos rumbo a Riglos, temerosos de la lluvia que acecha por el horizonte, como diría Mur, hacia lo negro! 
Una vez llegamos allí aunque parece que no hay muchas ganas de escalar, nos automotivamos unos a otros y nos llenamos de energía para subir, Iñigo, Diana y yo, hacia la vía normal, con posibilidad de llegar hasta El Puro.

Tras el primer largo, empalmado con el segundo por el diedro, Iñi y yo llegamos a la primera reunión, pero Diana tiene problemas en dos pasos, donde se sale de la vía y se agota los brazos intentando subir, hasta que vuelve a la vía, y ayudada un poquito por los de arriba consigue pasar, pero una vez en la reunión, decidimos bajar y dejarlo para otro día, porque Diana no va a poder disfrutar, bajamos y nos dedicamos ha hacer largos en la falda del Pisón.
 
1ª esquiada en Garmonegro!
Peña de las zorras + CAU en Riglos